Sonriendo y tomando un paso grande se va la chica de los caminos. La que se llama Julia y tiene 21 años. Su hogar: Las calles de Múnich.

A la estudiante de turismo le encanta Múnich. Una ciudad bonita y con muchas posibilidades y calles, así caracteriza ella a Múnich. Lo de las calles es muy importante para ella. Como estudiante obviamente pasa mucho tiempo yendo y viniendo a la universidad.

“A mí me gusta cambiar los caminos para llegar a algún lugar” dice, “tomar siempre el mismo camino me parece demasiado aburrido”. Múnich con sus muchas calles, metros, autobuses y trenes le parece el paraíso. Es una chica llena de vida y energía con unos ojos alegres, que siempre necesita acción y variación. Una rutina estricta no es algo para ella. Viviendo sola en un apartamento, no le gusta quedarse mucho en casa sino salir con amigas, ir a fiestas y hacer otras actividades exteriores.

De Múnich también le encanta la naturaleza. Claro que la cantidad de posibilidades también hay en otras ciudades grandes como por ejemplo Berlín así que no es algo tan especial, pero lo que hace Múnich extraordinario para ella es la cercanía de los Alpes y lagos. Una ciudad grande con el campo cercano. Creciendo en el campo en Neubeuern el campo significa tierra natal para ella. La cercanía a Germering y el buen acceso al transporte público lo hacen fácil a visitar a su madre que vive ahí, lo que es muy importante para ella. A la pregunta si se ve a sí misma viviendo aquí en Múnich en diez años responde de inmediato que sí, porque le gusta la ciudad y sobre todo las posibilidades para trabajar con una alta seguridad de empleo. Después de reflexionar un poco añade que si le gustaría viajar al extranjero o quedarse un poco más tiempo ahí para conocer a la gente mejor y poder establecer relaciones más profundas con ellos. Pero como le gusta la mentalidad bávara y esa mezcla entre naturaleza y ciudad en Múnich cree que volverá a vivir aquí en Múnich otra vez. Yéndose a sus caminos a través de la ciudad de muchas posibilidades, cultura y naturaleza.

Texto y fotos: Edona Durguti, Begoña Prieto Peral

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.