“Para mí es el sitio en donde has vivido la mayoría de tus experiencias”

Esa es la frase que me persiguió todo el día después de haber hecho la entrevista con Jonathan, un peruano de 27 años. Nunca se me ocurrió esta definición. La definición de la palabra “hogar”. Para mí el hogar siempre ha estado conectado más con el sentimiento “¿Cómo quién te sientes?” que con las experiencias, aunque a veces los dos aspectos vayan juntos. Para mí mi hogar estaba relacionado con la posibilidad de sentir y no era el sitio en donde he vivido la mayoría de mis experiencias. “Mi hogar es Perú” dice. Hasta ahora ha vivido la mayoría de sus experiencias allí porque vivió en este país hasta el año 2012 en el viajó a Austria con el programa de “Aupair” y desde el año 2017 está en Alemania, ahora en Múnich trabajando como cuidador de ancianos.

“La cultura es algo muy importante para uno, cuando no estás en tu país y no puedes ir a casa tan fácilmente”

Se nota muy rápido que echa de menos Perú y a su familia ahí, aunque le guste la vida que lleva aquí en Alemania. Tal vez sea por eso que intenta conectarse lo máximo con su cultura peruana aquí. Cuenta que le gusta mucho bailar, así que se va a fiestas latinas siempre que tenga el tiempo para hacerlo porque tiene que trabajar mucho. Su pasión por el baile va hasta ahí que le hizo participar a una fiesta de la Iglesia Latina solo para poder bailar ahí y no por motivos religiosos, lo que me pareció muy gracioso. Dice que el baile tiene esa gran importancia en su vida porque es una manera de descansar de todo el estrés que tiene en su trabajo. También tiene muchos amigos peruanos aquí , con los cuales tiene una conexión fuerte. Juntos se van a estas fiestas o cocinan comida típica peruana. “Yo no sabía cocinar muy bien pero mi mamá me obligó a aprenderlo” dice y se ríe. ¡Qué bien que lo obligó! pensé porque ahora al menos no tiene que echar de menos a la comida peruana y pudo traer un componente de su hogar aquí en Múnich. Otra cosa que tiene la función de conectarlo un poco con sus raíces es su recién hecho tatuaje en el brazo que es el símbolo inca con el nombre quechua “chakana”. El símbolo representa los cuatros puntos cardinales y el círculo en el centro el ombligo del mundo Qusqu (Cusco) que era el capital del imperio inca. El otro rectángulo que está adentro de las vigas representa la división tripartita del mundo en mundo de los dioses, mundo de los humanos e inframundo.

Tatuaje de Jonathan

Si ahí te dicen que están en el camino esto quiere decir que se todavía se están arreglándose”

Cuando le pregunto si vivir aquí en Múnich cambió su personalidad y si adaptó algo de la identidad alemana se toma un poco de tiempo para reflexionar. Pero después responde firmemente que sí. Sobre todo sus padres notaron que ahora está más serio y más maduro cuando estaba otra vez en Perú en 2017 para vacaciones. Otra cosa graciosa que él notó es el aspecto de la puntualidad alemana. Se acuerda de haber quedado con sus amigos en Perú a las once una vez y él estaba ahí a las once mientras sus amigos no estaban ni en camino y luego se molestó mucho como un típico alemán. Se acostumbró tanto a las costumbres alemanes y la vida en Múnich que le costó mucho tiempo acostumbrarse otra vez a la vida en Perú en aquellas vacaciones. Nos dice que necesitaba una semana para acostumbrarse otra vez a la cantidad y fuerza de las especias que usan y la comida tan grasienta aunque en Alemania también cocina comida peruana pero sin ingredientes peruanas. Otra cosa que notó a si mismo es esta presión en el trabajo de que todo tiene que ser perfecto. Ahí en Perú todo le parece más relajado y sencillo. La gente es más abierta y franca. Pero a pesar de todo quiere seguir viviendo aquí en Múnich porque la vida aquí es más segura que en Perú. Con seguridad se refiere al bajo índice de criminalidad y no a la seguridad de empleo.

“Si quiero también puedo encontrar un trabajo ahí, organizarme algo”

Pero a él no gusta planear. Dice que si planeas algo no te va a salir como te lo imaginaste así que es mejor hacer las cosas sin planes. Por eso dice que sí piensa que va a seguir viviendo aquí en Múnich pero no está tan seguro porque no tiene ningunos planes firmes. No sabe si a lo mejor regresara a Perú otra vez para vivir ahí. Lo que sí sabe es que de todas maneras se ira a Perú para las próximas vacaciones otra vez. La última vez que fue quiso sorprender a su mamá con su visita. La persona que sorprendió en realidad fue su hermana menor que ya no lo reconoció más. Él también tuvo problemas con seguir su vida ahí como antes en las vacaciones porque ya no salió tanto con sus primos y amigos porque ellos ya han formado una propia familia. Pero a pesar de todo se alegra mucho que pueda viajar ahí otra vez en sus vacaciones en diciembre. Esperamos que lo disfrute, el corazón bailador peruano en Múnich.

Edona D.