Un mundo misterioso

Ahora hay una buena conexión con la naturaleza. Eso responde la señora delante mío a la pregunta cómo es la relación de los bolivianos con la naturaleza. La señora se llama Rosely Vaca Flores. Me dice que hoy en día los bolivianos toman más conciencia. Con una sonrisa tímida me cuenta que cada uno tiene que cuidar el bosque, preservar la naturaleza. Antes eran depredadores, tumbaron muchos árboles para sacar madera y ganar dinero. Antes cazaron muchos animales porque las personas vivían de la caza de animales, para recibir la piel. Además, pusieron a los animales en jaulas para venderlos. Todo para hacer más plata. Quemaron la naturaleza para plantar la coca sin tener un estudio si la tierra es buena para esa planta. Para Rosely el bosque es un misterio. A ella le encanta estar en un lugar donde uno puede respirar aire puro, donde hay mucha naturaleza y tantos misterios. De algunos misterios me quiere contar.

No se acuerda cuantos años tenía, pero era muy pequeña. Ella y su familia vivían en un pueblo cerca de Roboré. La casa era cerca de un bosque y en las tardes ella jugaba con sus hermanos, primos y amigos. Un día ella se alejó un poco de los demás y cuando se dio cuenta estaba encerrada en un circulo de espinas. De un árbol que se llama “Garabatá” y no podía salir. Ella estaba prisionera de la naturaleza. Cunado entendió su situación empezó a llorar. No se acuerda cuánto tiempo pasó hasta que su papá la encontró porque se quedó dormida. Nadie supo cómo llegó a ese lugar porque no tenía rasguño alguno de las espinas. Solo tenía las manos lastimadas por el intento de salir. Las amigas de su mama dijeron que era un duende, a cuál le gusta jugar con los niños. Lo peligroso es que los atrapa. Su familia quedó muy preocupada y le prohibieron jugar en aquel lugar.

Cuando ya era mayor se casó con un hombre llamado Willy. Juntos se fueron a vivir a Puerto Suarez, un pueblo en la frontera con Brasil. Willy trabajaba en el bosque cercano. Él cortaba madera para venderla. Cuando él y sus compañeros llegaron al campo para sacar madera, el dueño del terreno les dijo que tienen que pedir permiso al rey del monte cuando entren al bosque, pero ellos no le hicieron caso. Cuando estaban trabajando escucharon a alguien que también cortaba árboles y parecía como si los arboles se caían muy cerca de donde ellos estaban. Ellos miraban por todos lados, pero no había nada. Ni un árbol se movía, pero el ruido seguía. La gente que estaban con el tenían mucho miedo y ya no querían seguir trabajando así que salieron rápido. Después se dieron cuenta que era el rey del monte que les avisaba que trabajaron sin pedir permiso antes. En la casa en Puerto Suarez donde vivían el antiguo dueño se dio un tiro en su cabeza. Pero ellos no lo sabían. Una noche Rosely escuchó pasos en la casa, pero pensó que era la vecina al lado así que no le dio importancia. Willy llegó esa noche de un viaje y se quedó leyendo cuando noto que alguien lo observaba. Cuando miró la sombra de una persona debajo de la puerta, pensó que era un ladrón. El salió del cuarto corriendo y escuchó como la persona escapa con botas pesadas de militares. Afuera no había nadie. Además, la perra de la casa que normalmente era una buena guardiana se quedó durmiendo como si no estuviera esa persona. En otra ocasión Rosely le dio la ropa

a una señora para que la lave. Pero como estaba lloviendo y hacía frío la ropa no secó. Así que la señora le devolvió la ropa a Rosely para que la cuelgue adentro de su casa. A las 11 de la noche Rosely se levantó porque tenía hambre y se fue a la cocina. De un rato al otro la ropa empezó a moverse como si hubiera mucho viento. Miraba por todos lados para asegurarse que no quedaba alguna puerta o ventana abierta, pero todo estaba cerrado. Sintió un escalofrío recorrer su espalda y se le erizó la piel. Se asustó, sacó una sábana de la línea y grito que a ella no la va a asustar y que si el fantasma necesita algo debe molestar a su propia familia, pero no a la de ella. El fantasma era el antiguo dueño de la casa.

Algunos años después Rosely y Willy se mudaron a Santa Cruz de la Sierra. Pensaron que en una ciudad grande podrían vivir en paz con sus hijos. Pero ellos vivían en una casa donde la dueña tuvo un accidente cuando estaba con 5 meses de embarazo y perdió al bebe. Con su marido la dueña enterró al bebe en la casa. Poco tiempo después de que Rosely con su familia se mudaron a la casa, escucharon que las puertas de los muebles se abrían y cerraban. Una vez delante de Rosely se abrió el grifo y no había alguien cerca. El grifo se abrió tan fuerte que el agua estaba por todo el baño. Un día para año nuevo hicieron una fiesta en su casa, a las 8 de la mañana vino la señora de la limpieza a la casa y escucharon música, los CDs estaban encima del equipo de música cuando empezaron a caer uno por uno. Se quedaron con miedo y se fueron del cuarto. De ahí se dieron cuenta que en esa casa también había un fantasma. El hijo menor de Rosely tenía la edad de 13 años y tenía artos juguetes. Algunas veces se escuchaba el sonido de los juguetes, aunque todo estaba ordenado y el cuarto del hijo menor vacío. Ellos estaban seguros de que el fantasma era el bebe que murió en el accidente, el cual jugaba con los juguetes de él. En ese tiempo el bebe muerto ya debería tener la misma edad. Más o menos 13 años. Cuando miraban al cuarto solo se escuchaba la niña saliendo por las gradas, que eran de madera. Poco tiempo después se perdió dinero, maquillaje y pintura. Una esposa de un amigo de Willy era médium y ofreció su ayuda. Cuando la señora fue a la casa sintió una energía fuerte, sentía que había alguien más, pero que esa presencia no era maligna. Esa persona vivía en la casa como si fuera parte de la familia. La médium dijo que esa persona era muy joven y preguntó a Rosely si quiere que esa persona se vaya. La médium se paró y contó que esta viendo a una niña y que tenía entre 12 y 13 años. Aquella niña era muy hermosa, tenía pelo rubio y estaba parada al lado de Rosely. En ese momento Rosely se asustó y la médium le explicó que la niña pensaba que Rosely era su madre. Por esa razón la niña hizo todas las cosas, porque quería llamar su atención. La médium le explicó que había que decirle a la niña que Rosely no era su madre para que ella pudiese salir de aquel lugar. La médium hizo un círculo de azúcar, le echó alcohol y lo encendió. Las flamas eran azules por el alcohol y Rosely grito a la niña que tenía que irse, que ese no era su lugar. Además, tenían que darle un nombre a la niña. Y le dio el nombre Rosario, el nombre de su verdadera madre. En ese momento cuando las palabras salieron de su boca hubo una explosión y las flamas se apagaron. A partir de ese momento la niña pudo descansar en paz.

Tiempo después se mudaron a otra casa en Santa Cruz de la Sierra, en la cual viven actualmente. Hace pocos días su hija fue a su casa para recoger algo y se quedó sola. Cuando miraba al segundo piso, al cuarto de su hermana vio a una señora alta parada en la ventana mirando hacia abajo. Pero la puerta de la entrada estaba pegada así que nadie podía estar en la casa. La hija tuvo mucho miedo y se quedó esperando a su hermano. Cuando el llegó a la casa revisaron el cuarto y no había nadie. A la pregunta si igual en esa casa pasan más cosas inexplicables me responde que si con una sonrisa. Siempre se escucha ruído. Las puertas se abren y se cierran, aunque si estan pegadas. Se perdía dinero y otras cosas. Me cuenta, que una noche su otra hija con su esposo estaban durmiendo cuando escucharon cerca de ellos una niña que dijo papá. Pensaron que era su hija, pero cuando la miraron, ella estaba durmiendo en su cama. Se acostaron de nuevo cuando otra vez escucharon cerca de su marido una voz que dijo nuevamente papá. Se asustaron fuertemente y hablaron a la presencia que él no es su papá. De ahí no escucharon más.

Todavía no saben cuántos fantasmas viven en esa casa o porque no pueden ser libres. Pero la familia ya se cansó de escapar de los fantasmas y lo toman como algo natural. Hay que tener cuidado y respetarlos. En realidad, los fantasmas son parte de la naturaleza y todo tiene un sentido en este mundo.  

Michaela R.

[1] Eric Bauer: Banco de Fotos – Fauna y Flora. Online verfügbar unter http://www.foto-andes.com/banco-fotos/3/popup_25.html.

[2] HUMMIG EFFECTS – Pyrotechnikerschule. Online verfügbar unter https://www.youtube.com/watch?v=ZHOR–tYykk.

[3] Jennifer Bryant Hodge. Online verfügbar unter https://www.grenzwissenschaft-aktuell.de/registrierte-intelligente-ueberwachungskamera-einen-geist20190122/.

A %d blogueros les gusta esto: